Compliance Penal – ISO 19600:2015

Monica iso, normas 0 Comments

La globalización y la apertura de nuevos mercados, la casi desaparición de muchas de las fronteras, el incremento de las transacciones de numerosos y variados bienes, la utilización cada vez mayor de las TIC, la aplicación de la tecnología digital adaptada a las necesidades de las empresas, así como la evolución de las necesidades y expectativas de las distintas partes interesadas han dibujado un nuevo escenario en el que las empresas tienen que moverse.

Para adaptarse a las nuevas situaciones a las que se enfrente en su día a día, se hace cada vez más necesario recurrir al compliance para detectar, gestionar, controlar y prevenir los riesgos relacionados con los incumplimientos de las obligaciones y la legislación. Y es ahí donde la Norma ISO 19600:2015, “Sistemas de Gestión de Compliance. Directrices”, toma relevancia.

El Compliance una potente herramienta para detectar y gestionar los riesgos por posibles incumplimientos de sus obligaciones. Norma internacional que establece un referente de buenas prácticas en materia de gestión de Compliance, más allá de fronteras, culturas y jurisdicciones. La norma ISO 19600 se dirige a las organizaciones que quieran implantar y certificar un sistema de gestión que les permita demostrar su compromiso con los requisitos legales que le son de aplicación y con aquellos otros requisitos con los que voluntariamente ha decidido comprometerse.

Compliance ¿Qué es?; ¿Qué razones jurídicas conlleva implementar y certificarse en Compliance?

El Compliance es un conjunto de procedimientos y buenas prácticas adoptados por las empresas para identificar y clasificar los riesgos operativos y legales a los que se enfrentan y establecer mecanismos internos de prevención y gestión, formación, detección, minimización y control de los mismos.

Las principales razones jurídicas por las que implantar y certificar un Compliance Penal en una empresa son las siguientes:

  • Exime a las empresas de poder ser condenadas por la comisión de un delito penal por parte de uno de sus miembros, ya sean personas físicas, integrantes de su plantilla, sus órganos directivos o formen parte del Consejo de Administración. Las buenas prácticas de Compliance son, además, un añadido para las empresas de cara a probar que se promueve un cumplimiento eficaz del plan de prevención de comisión de delitos y Eximir a la empresa frente a posibles responsabilidades penales.
  • Aumenta la seguridad jurídica, salvaguarda la continuidad y vida de las empresas, mejorando incluso su nivel presupuestario. Queda la evidencia de que variaciones positivas en los procedimientos de prevención penal pueden generar una disminución de los costes al mejorar el funcionamiento integral del sistema.
  • Permite evitar las penas previstas para las sociedades como: multas, suspensión de sus actividades o clausura de sus instalaciones, inhabilitación para recibir subvenciones y ayudas públicas, prohibición de realizar en el futuro ese tipo de actividades y disolución de la persona jurídica.
  • Protege, no sólo la economía de sociedad, sino también las de sus socios, administradores y empleados: no obstaculizando el reparto de dividendos en caso de beneficios en la empresa, evitando un supuesto de concurso de acreedores, así como Eres o despidos colectivos de trabajadores, etc.
  • Ayuda a crear una cultura de empresa basada en el cumplimento normativo y ético. Además complementa otros ámbitos de cumplimiento como son la adaptación a la Ley Orgánica de Protección de Datos, el Blanqueo de Capitales, o los Códigos Éticos o de Buenas Prácticas dentro de la empresa.
  • Se contribuye a la lucha contra la criminalidad empresarial.
  • Evita daños en la reputación y la imagen pública de la empresa con la consiguiente disminución de ventas y pérdida de ingresos. Esto puede ocurrir por la difusión que hagan los medios de comunicación de la imputación o condena, así como por el eco que provoquen los propios clientes de la compañía o las empresas de la competencia.
  • Grandes corporaciones y empresas a nivel mundial, y próximamente las administraciones públicas ya están solicitando a sus empresas proveedoras y colaboradoras la implantación de un sistema modelo Compliance.

Por lo tanto, es muy conveniente que las empresas implanten un plan de buenas prácticas y prevención de delitos e infracciones, que establezca medidas para evitar malos usos, vicios y actividades corruptas y poderlos detectar mediante pautas de funcionamiento correcto y una circulación de la información que permita una vigilancia periódica.

Una de las principales preocupaciones de los directivos de todas las organizaciones a la hora de implantar y certificar un programa de Compliance es que desean tener la seguridad o, al menos, cierta garantía de que el programa que van a implantar se ajusta a lo que realmente se requiere y que los riesgos van a estar efectivamente mitigados. Por ello, es muy importante que existan estándares reconocidos internacionalmente que fijen los parámetros adecuados contra los que se debe medir un programa de Compliance, de forma que aporten seguridad o garantía sobre su adecuación, tanto a los responsables de las organizaciones, como a las personas que eventualmente tengan que analizar o juzgar dichos programas.

La Norma ISO 19600 – Sistemas de Gestión de Compliance – Directrices, constituye una muy buena herramienta en este sentido, ya que se trata de un documento internacional que sirve como referente de buenas prácticas en materia de gestión de Compliance, más allá de las fronteras, culturas y jurisdicciones.

Las directrices que contiene la norma se podrán aplicar a todo tipo de organizaciones, con independencia de la actividad, tamaño, o zona geográfica en la que opere.

Ventajas de la implantación de la ISO 19600 en la empresa

Ventajas para la organización:

  • Despliegue de un sistema que facilita detectar malas praxis de Directivos y/o empleados.
  • Reducción o eliminación de la responsabilidad legal y penal de las empresas en muchos países al demostrar que la organización ha dispuesto los medios y sistemáticas adecuadas en la búsqueda del Compliance.
  • Mejora de la reputación e imagen de la organización.
  • Desplegar un sistema eficaz para detectar las múltiples regulaciones a las que puede estar sometida la organización y sus actividades.
  • Disponer de una herramienta eficaz para medir los riesgos derivados de la falta de Compliance.

 Ventajas para los clientes:

  • Permite identificar a aquellas organizaciones que aplican criterios éticos en el desarrollo de sus actividades.
  • Organizaciones alineadas con las sensibilidades de sus clientes y las reglas de mercado.
  • Generación de una Cadena de Suministro orientada hacia el Compliance.
  • Eliminación de “prácticas ocultas” contrarias al Compliance.

Ventajas para el mercado:

  • Organizaciones más comprometidas y transparentes.
  • Facilita la identificación de las organizaciones que aplican criterios aceptados de Buen Gobierno Corporativo.
  • La evaluación externa permite evidenciar el cumplimiento.
  • Establecimiento de unas reglas internacionalmente aceptadas para el Compliance corporativo. 

Dificultades a la hora de implantar y certificar un Sistema de Gestión de Compliance ISO 19600:2015:

A la hora de implantar un Sistema de Gestión de Compliance dispondremos de más facilidad, y menos esfuerzo y tiempo en aquellas organizaciones en las que ya se ha implantado un sistema de gestión de la calidad ISO 9001:2015 y/o de gestión medioambiental ISO 14001:2015, debido a que, tanto la ISO 19600 como éstas últimas, así como la nueva ISO 45001 e ISO 50001:2018 están basadas en la Estructura de Alto Nivel (HLS), en la que los puntos básicos de desarrollo de la Norma son los mismos; y puede ser integrada con relativa facilidad con alguna o todas de las ya comentadas.

En aquellas organizaciones que no disponen de un Sistema de Gestión implantado de los anteriormente comentados, evidentemente, se necesitarán desarrollar cada uno de los puntos de la norma y la dificultad será mayor en esfuerzo y tiempo.

 

 

Fdo: Vicente Luis Martínez Camacho 

Auditor jefe DQS Sistemas de Gestión

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *